15 jun. 2014

Dwigth D. Eisenhower

Eisenhower, "Ike" el conciliador.


     Dwigth D. Eisenhower ha sido seguramente el oficial más famoso del Ejército de los Estados Unidos, y el más capaz del período de la 2ª Guerra Mundial.

El cadete Eisenhower
Con un tanque del 1er Cuerpo Acorazado US

    Nacido en Texas en 1890, creció en el seno de una humilde familia con cinco  hermanos en Abilene (Kansas). 
    Con mucho esfuerzo logra ingresar en la prestigiosa academia militar de West Point, de la que sale graduado en 1915. 

  
   Intenta que lo destinen a Francia para combatir en la Gran Guerra, pero únicamente consigue alguna responsabilidad en puestos de entrenamiento en el embrión del Primer Cuerpo Acorazado, siempre en territorio norteamericano.
  
    Posteriormente se gradúa como primero de su promoción en la Escuela de Estado Mayor y Mando. En 1933 es destinado a Filipinas, donde ejercerá como Jefe de Estado Mayor y ayudante de campo de Mac Arthur, hasta 1939 cuando regresa a USA para el mando de un batallón de infantería; curiosamente éste sería su único mando directo de tropas en toda su carrera. Con la entrada en guerra de los americanos es nombrado jefe del Estado Mayor del 3er. Ejército y consigue la estrella de general de brigada. Una carrera constante, pero poco propicia a entrar en la historia.

Entrevista con el Gral. Marshall 
  
   Poco después el general Marshall lo llama a Washington para encomendarle una misión sin apariencia brillante, pero que realmente terminó siendo de gran responsabilidad. Se estaba iniciando con los aliados una planificación estratégica para la invasión del continente europeo. Marshall lo pone al mando de las tropas estadunidenses en el Reino Unido y en junio de 1942 se instala en Londres para empezar a planificar el asalto cruzando el canal de la Mancha.



"El arte de lo posible"


     A finales de 1943 cambian los planes aliados, dando prioridad a la Operación Torch y los desembarcos en el norte de África. Eisenhower es nombrado comandante en jefe de la operación; es cuando empieza a poner en práctica su "arte de lo posible", y a demostrar sus dotes humanas para conciliar las diferentes reclamaciones y los diferentes intereses de los aliados. Con su natural simpatía, practicando la empatía y una diplomacia adecuada logra unir y coordinar a las fuerzas aliadas en el África noroccidental. Cosa complicada si añadimos el problema francés en esa zona: en sus filas contaba los las fuerzas de la Francia Libre del general De Gaulle (por el que nunca tuvo simpatía) y el ataque se dirigía contra colonias francesas todavía controladas por el gobierno de Vichy, colaboracionista con Alemania.

La relación con Charles de Gaulle era tensa
Sherman destruido en el paso de Kasserine
   

    Pero también supo tener mano dura cuando las novatas tropas norteamericanas estuvieron a punto del desastre tras la batalla del paso de Kasserine y sus secuelas. No dudó en purgar a los oficiales incompetentes y ordenó mejorar las tácticas y el entrenamiento de las unidades.


     Tras la Conferencia de Casablanca se le ordena la planificar la invasión de Sicilia, misión que cumple nuevamente con habilidades de organización y diplomacia, dejando el mando efectivo de las tropas terrestres al británico Alexander.


Revista de tropas británicas con el gral. Alexander

Normandía y la invasión del continente europeo.

     A finales de 1943 llega el momento más importante de su carrera militar: se le confía el mando supremo de todas las unidades aliadas de tierra, mar y air de la zona atlántica con el objetivo de desembarcar en Normandía y proceder a la liberación militar del occidente de Europa ocupado por la Alemania nazi.
     En este ejercicio de gran responsabilidad es donde nuevamente salen a relucir las cualidades de "Ike": modestia y humildad, trabajo y compromiso, logra con su aptitud conciliadora llevar a cabo una pesada misión que podría haberse complicado mucho más por culpa de las rivalidades de los jefes militares y las divergencias políticas de los diferentes países de la coalición.
     Tras una ardua planificación táctica y estratégica, que incluyó un grandioso trabajo de inteligencia para engañar a Hitler sobre el lugar del desembarco, llega el decisivo Día D (que Eisenhower aplazaba agónicamente en el tiempo, lo que le suscitó muchas críticas de mandos y aliados, empezando por Stalin). El éxito de Normandía permite iniciar la liberación dparte de la Europa ocupada a lo largo de 1944. 

Pensativo en los preparativos del Día D
Animando a los paracaidistas del 502 Rgt. de la 101 Airborne, 5 junio 1944

Portada Time



     Pronto surgen problemas para el jefe supremo aliado: el británico Montgomery y otros generales americanos pugnaban atacar a lo largo de un estrecho pasillo hacia directamente Berlín, en contra de la opinión de Eisenhower que defiendía un avance sobre Alemania en un frente amplio.
Indicando a Tedder y Montgomery, con el que mantenía diferencias tácticas, frente Normandía 1944
    
 Ike, firme, mantuvo pacientemente su posición (incluso se habló de dimisión), sin ofender públicamente a quienes le criticaban. Su estrategia del frente amplio, aunque quizá prolongó la guerra en meses, era la más realista desde el punto de vista militar y políticamente la más acertada. También se le criticó su gusto por aparecer en persona en los teatros bélicos, pero era una táctica de relaciones públicas extremamente acertada. Su compleja posición tenía que ir más allá de lo estrictamente militar, debía aparecer como una figura pública que aglutinase el esfuerzo por la victoria final. 

Ike se ganaba la lealtad de los soldados por su simpatía
     
     El 7 de mayo de 1945 preside en Reims la firma de la capitulación alemana. Había logrado dirigir a los ejércitos aliados hasta la victoria final en Europa. 


"Ike", 34º presidente de los Estados Unidos de América.


     Finalizado el conflicto es ascendido a general del Ejército de 5 estrellas como comandante en jefe de las fuerzas americanas en Europa, hasta 1947. Posteriormente el presidente Truman lo nombra jefe supremo de las fuerzas atlánticas (1951-53).

     El partido republicano le convence entonces para que se presente a la elección presidencial, ya que lo ve como la única figura capaz de alternar a un partido demócrata que llevaba 20 años en el poder. Así fue y en 1953 gana las elecciones, e incluso sale reelegido con comodidad en las presidenciales de 1956.


Eisenhower jura su cargo en 1953
 A lo largo de sus dos mandatos, Einsenhower se comportó más como árbitro que como líder del partido republicano. A nivel interno, sin embargo, no pudo obviar el lado conservador del partido y se tomaron muchas medidas que favorecieron a los grandes intereses privados. Decisiones polémicas pero históricas fueron la abolición de la normativa que obligaba a los negros a ceder sus asientos en los transportes públicos y la eliminación de la segregación racial en las escuelas y universidades. 

Eisenhower presidente

     En la política internacional, Ike logró distendir la tensión en graves episodios provocados por la Guerra Fría entre occidente y el bloque soviético. Pacta la paralización de la cruenta guerra de Corea con la firma del tratado de Panmunjom (1953), promueve un estatuto para la creación de un estado en Austria en 1955 (luego vendría la crisis de Hungría al año siguiente), evita la directa implicación militar americana en la guerra francesa de Indochina (contrariamente a la posición años más tarde en Vietnam) e inicia negociaciones con la Unión Soviética que fructifican en el viaje de Kruschev a EEUU en 1959.

Recibiendo a Nikita Kruschev en su visita oficial a USA, 1959
     
     Eisenhower fallece en Washington en marzo de 1969.

Visita memorial Normandía, 1963

No hay comentarios:

Publicar un comentario