8 jun. 2015

Guy Môquet, mártir adolescente.


Carta de despedida, Châteaubriant 22 de octubre 1941.


carta manuscrita
"Mi querida madre, mi adorado hermanito, mi querido padre ¡voy a morir! Lo que os pido, a ti madrecita mía en particular, es que seas valiente. Yo lo soy y quiero serlo al igual que los que han caído antes que yo. Claro que hubiese querido vivir, pero deseo de todo corazón que mi muerte sirva para algo. No he tenido tiempo para abrazar a Jean (1). Me he despedido de mis dos hermanos Roger y René (1). No he podido hacerlo con mi verdadero hermano (2) ¡qué lástima! Espero que te hagan llegar todas mis pertenencias; doy por hecho que algún día Serge las luzca con orgullo. A tí, mi querido padre, si te he causado algún pesar, al igual que a mi querida madre, te saludo por última vez. Quiero que sepas que he hecho todo lo posible por seguir el camino que tú me has indicado. Un último adiós a todos mis amigos, a mi hermano al que quiero mucho, que estudie, que estudie para que en el futuro sea un hombre de provecho. 17 años y medio, mi vida ha sido corta, pero no me arrepiento más que el dejaros a todos vosotros. Voy a morir con Tintin, Michels (3). Mamá, lo que te pido, lo que quiero que me prometas, es que serás valiente y superarás la pena. No quiero añadir mucho más, os dejo a todos, a todas, a tí mamá, Séserge, papá, un abrazo con todo mi corazón de niño. ¡Valor! Vuestro Guy que os quiere. Guy."

(1) Jean Mercier, Roger Semat y Rino Scolari son amigos de Guy detenidos en el mismo calabozo.
(2) Serge, el hermano de Guy.
(3) Jean-Pierre Timbaud y Charles Michels son militantes comunistas ejecutados al mismo tiempo que Guy
.

¿Quién era Guy Môquet?


     Nació en París el 26 de abril de 1924, y era hijo del diputado comunista Prosper Môquet, detenido en octubre de 1939 por el gobierno Daladier a causa de su apoyo al pacto germano-soviético, que desmoviliza a los comunistas franceses de "una guerra imperialista" por orden del Komintern, y condenado a 5 años de prisión en un penal en Argelia. En esa época el PCF estaba inmerso en la complicada situación derivada de la entente entre Stalin y Hitler, y tras diversas fracturas internas, la dirección se inclina a las órdenes de Moscú decidiendo no luchar contra el invasor alemán; el periódico comunista L´Humanité publica que los comunistas franceses deben luchar por la liberación social, no por la liberación nacional. Ipso facto el gobierno francés disuelve al partido comunista y declara ilegales todas sus actividades y publicaciones.

     Guy, que comparte el ideal comunista de su padre, al que quiere y admira con devoción, ya milita a sus 16 años en las Juventudes Comunistas, y también es detenido el 13 de octubre por repartir propaganda clandestina de L´Humanité. El 23 de enero el Tribunal de Menores de su departamento dictamina su libertad vigilada, bajo custodia de su madre, pero víctima de una desafortunada decisión que permite al prefecto tener bajo arresto a todo sospechoso de atentar contra la seguridad nacional, su liberación se va aplazando hasta el 15 de mayo de 1941, cuando Guy Môquet es transferido al campo de Choisel (en Châteaubriant) junto a numerosos militantes comunistas. 


Guy Moquet durante su estancia en Choisel


El fusilamiento


     En junio de 1941, la Wehrmacht invade la Unión Soviética y en consecuencia el Partido Comunista Francés invoca a todos sus militantes a la resistencia y la lucha armada contra los ocupadores nazis.

     El 20 de octubre de 1941 tres jóvenes resistentes comunistas abaten al teniente coronel Fritz Hotz, Feldkommandant de Nantes. La represión nazi no se hace esperar: las autoridades alemanas de ocupación deciden escoger a 48 rehenes comunistas entre los detenidos en Châteaubriand y Nantes, para su ejecución en el paredón. Entre ellos se encuentra Guy Môquet a pesar de su corta edad de 17 años, y 27 de sus compañeros de Choisel. Historiadores franceses coinciden en el extremo celo mostrado por el entonces gobierno colaboracionista de Vichy para la elección de rehenes comunistas.

     Los alemanes deciden la ejecución para el 22 de octubre, día en que los 27 de Choisel son trasladados hasta la cantera de Soudan, próxima a Châteaubriant, en camiones. Durante el trayecto los condenados entonan una y otra vez La Internacional y La Marsellesa como muestra de valor y patriotismo. Testimonios posteriores aseguran que todos se negaron a que les vendasen los ojos y en el momento del fusilamiento gritaron "Vive la France".


Reacción internacional


La condena de Roosevelt

     La repulsa de varios jefes de estado de todo el mundo le dió una gran una repercusión internacional a la ejecución de los 48 rehenes; la crueldad nazi quedaba una vez más en evidencia. Churchill hizo una condena específica en sus mensajes radiofónicos, y Roosevelt escribió una carta de rechazo al terror alemán el 25 de octubre, que fue lanzada en pasquines desde el aire por territorio francés ocupado. Esta acción del presidente americano resultó de gran significado, teniendo en cuenta que en esa fecha Estados Unidos aún no había entrado en guerra contra el Eje. 


Homenajes póstumos


     Ya en 1944, una vez liberado París, el general De Gaulle homenajea a Guy Môquet con la concesión a título póstumo de la "Ordre de la Nation", el de más alto rango concedido a todos los rehenes ejecutados.

     Asimismo finalizada la guerra en Nantes, París y otras localidades se llevan a cabo diversos actos en su honor; asimismo varios edificios y equipamientos urbanos de todo el país llevarán su nombre.

     Desde 1946, una estación del metro de Paris también lleva su nombre.





     En 1951 se inaugura el Mémorial de Châteaubriant monumento erigido en el lugar de la ejecución en memoria de los caídos.


Memorial de Châteaubriant



fuentes
www.cndp.fr
www.fondationresistance.org

2 comentarios:

  1. Buen articulo, solo una aclaración, el pueblo que nombras es Châteaubriant, Châteaubriand es el escritor romántico.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la aclaración, muy amable. Corregimos.
    Un saludo

    ResponderEliminar